jueves, 10 de marzo de 2011

Origen, cosecha y recolección del maíz

        Origen del maíz 

          En el siguiente vídeo se podrá observar el origen y la evolución del maíz a través del tiempo y también una descripción de sus características y beneficios que otorga el cultivo y los derivados del mismo. De igual forma los métodos de siembra y cosecha y demás actividades agrícolas relacionadas con el maíz.


Cosecha y recolección del maíz

El maíz se cultiva con diferentes propósitos, tales  como producción de forraje verde y ensilaje para el consumo animal, producción de granos secos, o como hortaliza en forma de elotes para el consumo humano. Es por esto que los métodos de cosecha del maíz van a depender del propósito del mismo. Al respecto, se distinguen los siguientes métodos:
           
·               Cosecha y recolección de elotes como hortalizas para el consumo humano. Eventualmente, la recolección va seguida por el corte y picado de los tallos, que se utilizan para alimentación animal.
·               Corte y picado de maíz forrajero para ensilaje o para consumo directo de los animales.
·               Arranque y desgrane de mazorcas maduras para obtener granos secos. En algunas regiones se corta tambien la planta después de la cosecha de mazorcas. Las hojas y tallos se usan como alimento animal. Este material se conoce con el nombre de rastrojo.

La recolección de los elotes de maíz dulce se efectúa manualmente, arrancando las mazorcas tiernas y blandas, con la mano o mediante un machete. En los casos en que el productor desee usar las plantas como forraje, se cortan los tallos con un machete o por medio de una maquina picadora-sopladora.

La cosecha de maíz verde para la alimentación animal se puede realizar a mano, pero en la mayoría de los casos, se efectúa con una maquina picadora-sopladora. El material verde, picado, se usa para la alimentación directa de los animales, o se les conserva en silos para su uso posterior como alimento animal.

La cosecha de granos de maíz se realiza a mano o con maquinas cosechadoras, que pueden incluir arrancadoras-despancadoras, desgranadoras o maquinas combinadas, que arrancan y desgranan el maíz en una sola operación.

Al realizar la recolección es recomendable establecer un cierto criterio de selección de las mazorcas a colectar, es decir, descartando aquellas mazorcas que presenten daños evidentes a simple vista en una proporción muy marcada, con el fin de disminuir el total de daños presentes en la masa de cereal para el momento de la recepción en los centros de acopio, sobre todo aquellos que se generaron en las fases previas a las cosecha los cuales son los más abundantes y difíciles de controlar.

El apilado de las mazorcas en el campo, es el punto dentro del proceso de cosecha manual donde se produce la mayor parte de los daños que sufre el grano, prevaleciendo los generados en el germen y los causados por microorganismos. Estos daños se originan al darse en el apilado las condiciones que favorecen su desarrollo tales como: el contacto directo con el suelo, que es la principal fuente natural de microorganismos; la ocurrencia de lluvias no esperadas que elevan la humedad del grano y el aumento de la temperatura que sufre la masa de las mazorcas.

Para evitar estas condiciones y tratar de disminuir los daños se sugiere apilar las mazorcas por el menor tiempo posible y realizar el apilado en estructuras separadas del suelo, que brinden cierta protección contra las lluvias y permitan una mayor circulación de aire entre las mazorcas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada